Si frente al cambio,  la respuesta sigue siendo la misma o parecida, los problemas de las agencias no harán más que multiplicarse