Comunicación en salud: Asignatura pendiente

Asignatura pendiente

Por mi especialidad (Comunicación en Salud), tengo la oportunidad de estar rodeado de personal sanitario. Hace unos meses eran Oncólogos, esta semana enfermería, dentro de una semana Atención Primaria. Estoy en contacto en primera persona con su día a día, con sus inquietudes con sus quejas, con sus alegrías… y todo visto desde el prisma de un colaborador mas (un lujo).

Una de las cosas que mas me sorprende es ver como se diferencian las actitudes en el día a día. Se que esto pasa en todas las profesiones, pero en una con tan alta cota de responsabilidad, con una carga de trabajo tan enorme y donde el entorno cada vez es mas complejo, no deja de embelesarme ver como una parte de este colectivo tiene un altísimo grado de proactividad: No se conforman con lo que hacen. Son agentes activadores, organizadores mueven montañas con tal de llegar mas allá de lo que de forma natural les está permitido.

El problema que se encuentra el colectivo sanitario, no son la falta de ganas ni de ideas (de eso sobra). El problema no es el entorno (se ha demostrado su poder influenciador) bajo mi punto de vista es in problema de comunicación.

Para bien o para mal, la forma en la que nos comunicamos es la manera de mostrar lo que hacemos y lo que somos al mundo. Por eso veo cada vez mas necesario, el papel de la formación en comunicación dentro de la rama sanitaria.

Resulta frustrante hablar con muchos médicos y ver lo maravillosas que son sus iniciativas y ver lo mal que se comunican. No hablo de publicidad (esto es otra cosa) hablo de la capacidad de sintetizar, construir, comunicar una idea para que esta ejerza una influencia.

No estamos hablando de un “extra”. Tampoco de un lujo. A mi modo de ver estamos hablando de libertad. No hace falta ir muy lejos para ver iniciativas increíbles, la mayoría de ellas sin financiación, que sin duda están marcando un antes y un después en lo que será el papel de la sanidad en España. Esto se hace, no solo con ganas, talento y pasión… pero también porque estas personas saben comunicar.

¿Cuantos sanitarios tienen ganas de comenzar a dar su voz a conocer, pero no saben como, donde o cuando? ¿cuanto nos estamos perdiendo porque la formación sanitaria obvia estas asignaturas?… una vez mas hablo de libertad de elección.

Es como un coche: por mucho motor, prestaciones y tecnología que tenga, si no le pones unas buenas ruedas, no irá a ningún lado.

En cualquier caso, ya no solo es cuestión de comunicar ideas, iniciativas o de tener una voz. Esto afecta directamente a otras áreas como la relación medico-paciente o la propia relación con el colectivo sanitario (quién no se ha tragado dos horas de powerpoint infumable con un trasfondo revelador?)

Se que esta es una visión muy sesgada y personal. Soy publicitario, no médico. Pero precisamente por eso, por tener un dominio de las herramientas, es cuando veo que la formación en comunicación, tiene mas sentido que nunca en la sanidad en España.

…sigo

Te invito a seguirme a través de Twitter o Linkedin.

También puedes conocer mi Proyecto personal, donde tratamos de innovar en comunicación de marcas de salud cada día.