¿Promesas saludables?

No nos cansamos de repetir que el mundo de las marcas en salud y healthcare ha llegado tarde a esa “revolución” llamada social media y web 2.0

Estas prisas están invadiendo los planes de negocio y según parece lo “digital” manda sobre lo “tradicional”. Estoy saturado de ver millones de jornadas de salud 2.0, de hastags en salud. Seamos realistas lo que vivimos no es una revolución, es una plaga. Una plaga de “expertos” de “gurús” de “iluminados”.. tampoco me cansaré de criticar a todas estas personas que solo hablan de casos de éxito…¿y los fracasos? son estos los que mas me interesan ya que de ellos podré aprender, del resto tan solo copiar.

Y es ahí donde está el verdadero problema. No es una cuestión de “digital” o “tradicional” si no de un revulsibo social que nos está obligando a cambiar un modelo de negocio caduco a marchas forzadas.

Cual es el síntoma de esta enfermedad: las promesas. Veo como casi todos los comunicadores en salud, venden promesas. Veo como los consumidores abrazan estas promesas y las multiplican. Veo como los proveedores las imponen en cada plan de comunicación que se plantea. Pero sobre todo, veo como las marcas abrazan esta “cambio” ya no tanto por creer en el, si no por imperativo social.

“si no estas on, estas off”… absurdo no? pues esto me lo dijeron en un pasillo de una multinacional la semana pasada.

¿cuales son estas promesas tan maravillosas que nos hace el social media y digital?

Rendimiento de la inversión. Ahorro de costes, mejores resultados, mejores relaciones, mejores CRM… mas mejor y mas barato. ¿son capaces las nuevas tecnologías, las nuevas ideologías y las nuevas masas alcanzar un nirvana como este? …pues no lo se, pero al menos tiene posibilidades.

No me canso de escuchar (y de decir) que todo esto al final, no es tecnología, si no personas. Se trata de eso. Si es así, porque nos centramos en los medios en vez de en las personas mismas?

Es fácil dejarse llevar por las palabras bonitas y las diapositivas sorprendente de casos de éxito de todas estas personas iluminadas, pero el problema de fondo sigue latente: el marketing que realizamos.

No podemos pedir que las promesas se cumplan por el mero hecho de usar un nuevo medio. No podemos alcanzar un gran objetivo si nuestros problemas de MARCA (si he dicho marca, lo siento) siguen latentes.. porque no haremos mas que multiplicarlo ya que la tecnología es lo que hace: llevar mas lejos lo que somos.

Estoy viendo muchos PM y Group Managers enloquecidos con el SM, otros con pánico. Ni lo uno ni lo otro.  Tan solo advierto que usar un nuevo medio de comunicación social, no arregla los problemas de MKT, al contrario los agrava.

Parece que ahora se está refundando el MKT, se está rehaciendo todo… y no creo que esto sea cierto. Las marcas son marcas, on y off line. Tan solo que ahora son mas visibles.¿ para quien? para nuestro público, para nuestros consumidores… para las personas.  Por eso recomiendo que antes de lanzarse al mundo digital replanteemos nuestra comunicación “eficaz y segura” antes de asistir a un suicido colectivo.

¿Que es el SM?… es muchas cosas, pero para los publicitarios como yo y para las marcas que me pagan, es un medio de comunicación publicitaria y por lo tanto tenemos que sacar el mayor beneficio a la inversión (si, inversión). Porque al contrario de lo que se piensa todo esto ni es mas barato ni es gratis, mas bien, está alimentado por las propias marcas. ¿Si no?.. quien paga todos esos blogs en salud? esos simposium digitales, esos planes de formación? eso s webinars? esas app?.. las marcas.

Por eso mas nos vale, antes de lanzarnos al universo digital, recapacitar con los pies en la tierra sobre eso que parece que cada día tiene menos valor porque lo deciden fuera, pero que sin embargo es tan importante para las personas a las que nos dirigimos: la marca.

…sigo

Puedes seguirme a través de  twitter o  Linkedin