Falta de Amor

La buena publicidad es fruto del amor

¿Porqué los anuncios no funcionan? …Llamadme romántico, pero es por falta de amor…

Los anuncios son fruto de la relación entre la marca y la agencia. Y este hijo, es el reflejo de la relación de sus progenitores. Si me preguntas que tipo de publicidad tienes, antes te preguntaré: ¿Cual es la relación con tu cliente? ¿Sientes amor por tu agencia?

Es sencillo de entender, si la publicidad no hace lo que se supone que debe hacer es porque la pareja no funciona. Con los cambios que estamos sufriendo, es normal que también sufra la relación Cliente/agencia, así que trataré de sintetizar estas relaciones infructuosas en los siguientes tipos:

1) Ligue de una noche:Este, aunque recurrente, nunca fue buen un buen presagio para la buena publicidad. Obedece a un impulso, a una necesidad lujuriosa de cambio, a un enamoramiento abortado o a un castigo. Las relaciones Agencia/Cliente de una noche son lo que son, risas, copas y cama… pero al día siguiente, si te he visto, no me acuerdo. El problema está en resultado de esa intensa pero breve relación: su anuncio. Alguien condenado a la deshubicación, a los albergues donde son abandonados a su suerte.

2) Los desamores: Algo muy típico estos días. Erase una vez una agencia deslumbrante llena de ideas y servicios que conoce a una marca por lanzar mercados por conquistar y con recursos que emplear. Todo empezó muy bien, entre risas y encuentros engendraron un anuncio precioso que nació del amor incombustible… El problema llega con los años… que si ya no me sacas, que si siempre lo mismo, que no me tocas… Un día de repente la agencia deja de tener ideas y la marca deja de poner recursos…La agencia deja de ofrecer servicios y la marca le deja. Historia de un amor roto… pero ¿que fue de su anuncio? ya adulto, crecido y criado, se ve envuelto en una crisis de identidad ya que no encuentra su lugar al ver como le naces hermanitos de otros padres y como su padre, deja de ir a verle. Esta publicidad no perdura, está condenada a la desaparición.

3) Fruto de una casamentera: esto ocurre cuando los intereses de un individual están por encima de los de la marca. No deja de ser retorcido, pero muy habitual en una industria donde todos nos conocemos. Una marca necesita una agencia… una agencia busca una marca… y una casamentera los junta. Este amor no es real, es inducido. Durante el cortejo todo va bien, pero en el día a día se empiezan a ver desavenencias que llevan a la destrucción de la relación en un periodo de tiempo muy corto. El fruto de esta relación es una publicidad, perdida, de instituto de pago muy formal, pero sin capacidad de influencia, que necesita de un estimulo para salir a vender. Con el tiempo (y sin estimulo ya que se lo llevó la casamentera) esta publicidad está condenada a la sustitución. Lo que no deja de ser cruel, pero muy real.

4) Matrimonio de conveniencia: Aunque parece medieval, se ve todos los días. Se trata de que dos grandes señores de grandes empresas, deciden unir a sus descendientes para que así puedan sumar gloria y pureza a la estirpe… (traducción: dos multinacionales se ponen de acuerdo para lanzar un producto) Lo que ocurre es que ambos progenitores no se conocen y de golpe tienen en duro encargo de perpetuar su especie con un anuncio. Por lo general este, será de todo menos original. Esto es lo que pasa cuando todo el mundo opina sobre la educaciones de tu hijo. Será una publicidad muy bien educada, con grandes conocimientos, elitista, cara… pero nunca tendrá la capacidad de mezclarse y convencer a la gente. Durará mucho!! eso si, sus padres así lo quieren y tienen recursos. Con los años irá perdiendo el brillo de la inversión y el éxito de la inercia, cayendo entonces en el olvido de ser una publicidad genérica para un producto genérico. Una pena.

¿Que me dice? ¿que su anuncio no vende?… eso es que no funciona!… no no, no está roto, tampoco hay que cambiarlo… hay que replantear la relación agencia/cliente. Si no existe amor, respeto admiración mutua, sencillamente se realizará una mala publicidad.

Estrategias, formaciónes, paid media, social media, contenidos, planes de mkt… desde hace unos años, parece que las agencias de publicidad se han olvidado de lo que son: agencias de publicidad. No se si es una pura negación, que este negocio hace años que dejó de ser glamuroso… o que sencillamente ya no vale.

La tecnología ha cambiado a las empresas y estas a la sociedad con sus productos y servicios… pero para que esto suceda, hay que hacer estos productos y servicios accesibles, “consumibles” y asumibles por la sociedad. Ahí es donde la publicidad tiene su lugar. Hacemos anuncios!! parece que da vergüenza decirlo… pues si, venga, salgo del armario y lo admito, me encanta escribir publicidad.

El negocio se ha complicado, que tantos medios nos dan mas posibilidades (y nos las dan) y que los formatos / estrategias /conceptos y tecnologías anteriores no valen. Ruido.

Soy un absoluto defensor de las nuevas tecnologías como medio de comunicación. Creo que la publicidad ha cambiado y ahora es “líquida” (como dice el maestro D.Solana) donde los formatos están al servicio del mensaje a través de sus diferentes contenidos, no al contrario. Esto no impide que se realicen conceptos creativos efectivos con la capacidad de diferenciar y atraer… y que a partir de este concepto sin formato, se ejecute en cada una de las piezas donde la estrategia lo requiera.

La publicidad en marketing de salud no está muerta. Está mas viva que nunca, lo que pasa es que existe mucha falta de amor. Las agencias tenemos hoy mas que nunca un papel protagonistas en este romance… tenemos la obligación de enamorar y ser queridos por ello. La publicidad actual en marcas de salud, se caracteriza por su falta de eficacia.. y esta en la mayoría de los casos nace de la falta de relación cliente/agencia.

¿Que clase de relación tienes tu?

…sigo

“hacer negocios sin publicidad es como guiñarle un ojo a una chica a oscuras. Tú sabes que lo haces, pero nadie mas se entera”
( Stewart Henderson Britt. Publicista histórico en los años 5o dorados en América)
También puedes a través de Linkedin