Redes Sociales y Salud

@ciberfefo, fefo, jose antonio alguacil, alguacil ilusion labs, ilusionlabs #congresoredes con @ciberfefo hablando de redes sociales y salud

Hoy he tenido el privilegio de abrir el “Primer Congreso de Redes Sociales en el Sector Salud” en España ( #congresoredes ). Es obvio que nuestro sector esta cambiando de forma drástica. Desde la revolución industrial no asistíamos a un cambio que tocase todos los estratos de la sociedad y los transformase de tal manera.

Son tiempos emocionantes.Tras escuchar con detenimiento todas las ponencias he llegado a una conclusión: el que no hace es porque no puede o porque no quiere.
He sido testigo de iniciativas tan emocionantes como las que lidera el doctor Salvador Casado, con el que he coincidido por segunda vez compartiendo micrófono (@doctorcasado ) o de ver iniciativas tan atrevidas y e inspiradoras como la fundación recover, que pone en contacto a médicos españoles para la cooperación a distancia con doctores de África… Todo con un presupuesto ínfimo.

Lo que me ha gustado hoy es la lógica y el pragmatismo que he visto en cada acción, pero sobre todo la responsabilidad tan fuerte sobre sus contenidos y estrategias. Eso replantea la situación de muchas marcas en salud, que todo lo quieren controlar y direccionar. Hoy he visto como individuos inquietos y tremendamente creativos (creativo es el que crea y hace, no el que lo dice) han puesto en marcha grandes acciones con tremenda eficacia sin necesidad de aprobaciones europeas, sin guidelines, sin presupuestos abultados… Tan solo con talento, tiempo y un motivo mas grande que ellos mismos.

Todos ellos han partido de una base sencilla pero rotunda: Aportar a quien se dirigen. Campus Sanofi lo hace cada día con sus clientes, aportando su conocimiento sobre los entornos digitales. También me ha llamado la atención “el club de las madres felices” de Suavinex… Una gran acción en un entorno tan complejo como las mamas y que tan bien lo están haciendo aportando un valor de marca mas allá de la venta. Otras acciones han pasado de largo, pero quiero destacar “supera el sudor” de Perspirex, que ha conseguido aglutinar a una comunidad de usuarios que de por si es compleja de unir, ni me quiero imaginar lo que tiene que ser dotarla de contenidos de valor. Aun así, todos ellos son ejemplos de éxito en redes sociales en salud 2.0.

Mi conclusión ha sido muy sencilla; Las redes sociales tienen tres pilares: personas, tecnología y contenidos:
Personas: toda iniciativa del carácter que sea parte de la necesidad de las personas. En el sector salud esto se multiplica, ya que la salud condiciona nuestras vidas… Eso si, las marcas condicionan la salud, por lo que su actuación como actores en las redes es vital. Tienen que
ser parte de esto, eso si, como personas compartiendo con personas, no como “entidades”.

Tecnologías: Son las que lo hacen todo posible, pero también son las mas perennes de los ingredientes. Las tecnologías evolucionan, crecen… pero también mueren. Por eso hay que conocer bien los objetivos a la hora de ser parte de la comunidad 2.0. Estamos viviendo una época tremendamente magmática entorno a la tecnología. Como un torrente de lava todo lo que nos llega es relativamente nuevo y aunque parezca solido, si no te andas con cuidado donde pisas, corres el riesgo de quemarte el pie. En cualquier caso, las tecnologías son el vehículo que permiten esta (r)evolución , pero no son la razón del mismo. Quien trate de realizar una estrategia centrándose en las tecnologías fracasara antes de nacer.

Contenidos: las personas nos relacionamos entorno a nuestras inquietudes, es por eso que cuando hablamos de salud, aun mas tenemos que aportar valor a dicho contenido. Este valor nace de los objetivos iniciales. El peligro no esta en parecer una marca, si no en ser extremadamente tedioso sin aportar algo a la conversación.

Por todo ello insisto que hay que dejar de hablar de “Social” como algo que hacen “ellos” y empezar a hablar de “nosotros”… dejar de hablar de “social media” y comenzar a hablar (y ser) “networking” o relacionarnos de modo transparente, honesto y con ganas de aportar. Si no… para que estamos aquí?

Por ultimo remarcar la enorme responsabilidad que tenemos todos aquellos que nos dedicamos a la comunicación en salud. Ya no solo vale respetar la legislación vigente (y conocerla bien) si no respetar los códigos éticos de los diferente colectivos a los que nos dirigimos, al igual que seguir a rajatabla las normas internas de las marcas… Todo esto sin perder de vista los objetivos aducidos en ROI.
Personalmente estoy orgulloso de trabajar en el sector en el que trabajo. Me apasiona la salud y me vuelven locos los retos. Quien no vea esto como una reinserción de toda una industria y por lo tanto una oportunidad, o esta ciego o tonto.

…sigo

 

NOTA: Agradecer a la organización el interesantísimo programa de hoy. Especialmente a Carlos Mendiola, por invitarme a participar. Un placer.