Adiós digital

Questiones básicas para un mundo complejo

Debo crear un sistema o seré esclavo de otro hombre (william blake)

Son momentos de cambio, revolución! dicen algunos y no les quito razón. Desde la revolución industrial, no se veía un cambio social tan grande capaz de remover las entrañas mismas de todas las estructuras sociales.

La  tecnología en todo está y todo lo quiere.  La verdad estoy hasta las narices de escuchar estas entradas en tantos y tantos blogs (incluido el mío, no faltaba mas).Digital por aquí.. digital por allá… Lo digital huele a cerrado. No lo digo por contradecir a nadie (Dios me valga!!) pero quien acuñe esta palabra con demasiada ligereza , solo aporta ruido. Lo digital no es mas que un “como”… un medio, y como tal, está tan permanentemente impuesto allí donde se mire, aporta tanto, que hay que darlo por sentado. Entonces la pregunta ahora es: ¿Para que sirve lo digital?… sobre todo para relacionarse.

¿En que nos afecta a las agencias especializadas en salud todo esto?… la pregunta es justo la contraria: ¿en que NO afecta?

Por un lado las marcas se resisten a cambiar, sencillamente porque rompe con lo que ya conocen. El cambio reside para aquellos que se empeñan en ganar dinero de forma en la que antes lo ganaban. Eso se ha terminado. No es de extrañar que los modelos de negocio antiguos no funcionen y tampoco que los nuevos tarden en hacerlo, ya que pretenden hacer lo mismo que hacían antes, pero en su nuevo soporte basado en unos y ceros. Pero digital no es “hacer lo mismo”.. es una filosofía basada en conectar con quien te diriges. Lo referente medios sociales, a conectar no es na estrategia que cumplir, si no algo que hay que ser. si no lo eres estas muerto

Conectar es escuchar, aportar, es estar realmente interesado, es no desfallecer, es involucrar, es transparencia. (ojo: transparencia no es solo una palabra, si no la practicas de forma constante, no la menciones porque puede ir contra ti). Ahora bien ¿cuantas marcas practican la conexión real con sus clientes?… venga ahora me pongo malo: ¿cuantas agencias lo hacen?

Las conexiones, pueden ser de muchos tipos, pero siempre basadas en la sostenibilidad. Nunca me creí a esos “amigos” que llegan de repente a tu vida, se hacen los “mejores colegas” y de igual modo que vienen, desaparecen al mejor postor. Pues bien así hemos actuado durante mucho tiempo y este juego se ha terminado. En la nueva era digital, los compromisos son REALES y si no se sostienen, sinceramente no podrás ejercer influencia por falta de credibilidad.

Hay cosas que no podemos cambiar (afortunadamente), pero desde luego otras en las que SI podemos ejercer influencia. Por eso siempre vi con claridad la oportunidad que abre este nuevo escenario, por eso decidí crear una agencia: porque define de manera CLARA qué aportas y qué no. Tu lugar en la sociedad.

El escenario que se nos plantea es TREMENDO. No hay un modelo de negocio establecido, la incertidumbre es la palabra de moda y los presupuestos deciden si entras o no en la fiesta del cliente. Yo digo que solo es posible surfear la ola si somos capaces de responder esta sencilla pregunta: ¿por qué?

¿por qué hacemos publicidad? ¿por qué te levantas cada mañana y te diriges al trabajo?¿por qué haces tu trabajo?¿por qué invierto? ¿por qué creo esta campaña? ¿por qué escribo este anuncio? ¿por qué trabajo con mi equipo? ¿por qué lo hago en healthcare?… ¿por qué? Amigos, si alguna de estas respuestas se completan con “por dinero”, es muy mala señal. No soy un romántico, pero si esa es la respuesta,si no hay un ápice de pasión en ella,  lo mas probable es que de aquí a un tiempo renuncies. Sobre todo en los entornos tan duros en los que nos toca vivir y que vienen para quedarse. Se a lo que me dedico hoy pero no a lo que se dedicará mi agencia dentro de dos años. Lo que haces puede cambiar con el tiempo, pero “por qué” lo haces nunca cambia

Me importa mucho lo que hago. Creo que las agencias en salud tienen una deuda con la sociedad con la que interactua. Somos el filtro entre las marcas y la gente. Creo que desde nuestra posición podemos cambiar las cosas para mejor. Pero esto solo puede suceder si a los jugadores de este partido les importa mas meter goles que cobrar por ello. Una cosa lleva a la otra lo se, pero no es tan sencillo de ver cuando lo que te preocupa es tu propio beneficio personal frente al de todo tu equipo y su lugar en “la liga”.

Nos quejamos constantemente de los cambios del entorno, de la nueva competencia, de la falta de respeto de las marcas hacia nuestro trabajo como agencias. Y no es de extrañar, si no somos capaces de defender “por qué” estamos aquí y de respetarnos por encima de nuestros resultados, no cambiará nuestra situación

Tenemos un compromiso moral con los consumidores (si los prescriptores también lo son),  en definitiva con las personas que nos escuchan. Hemos abusado durante décadas de mensajes exagerados, nada auténticos y en el mejor de los casos repetitivos. ¿y nos preguntamos por qué el marketing y la publicidad en salud es sinónimo de falso o mentira? En vez de quejarnos, tendríamos que replantearnos cual es nuestra posición frente al cliente y el consumidor. Si no respetamos lo que hacemos, lo que decimos, si no dejamos de vendernos al mejor postor, es muy difícil que otros nos respeten. Creo que en un futuro, ciertas agencias gozarán del estatus de “referente moral”, o lo que es lo mismo, serán un filtro para el público. Añadirán valor la a marca con el simple hecho de trabajar con ella. Esto no  se consigue diciendo siempre si o sencillamente no importarnos por lo que anunciamos, porque en definitiva ¿qué somos las agencias?… la agencias somos nuestros anuncios

Si no sabes quien eres,  es difícil tener tu lugar en esta industria.. y si no sabes quien quieres llegar a ser hace difícil tener un futuro y una cosa es segura: el futuro ya no es lo que solía ser…

Lo digital huele a miedo, enseña desconfianza frente nuevo marketing basado en conexiones que trata de satisfacer necesidades.  Las viejas campañas 360 están obsoletas, el nuevo modelo no distingue en medios, si en sus contenidos y estos tan solo pueden aportar valor en la medida que lo comparte con sus redes.

Tenemos claro “qué hacemos”: publicidad. Tenemos claro “como”: los nuevos entornos digitales alteran nuestro ADN como agencias. ¿Tenemos claro “por qué” hacemos todo esto? Este es el gran cambio que tenemos la obligación de liderar, pero que solo podremos realizar si conocemos, valoramos y defendemos nuestra posición en la sociedad como agencias y profesionales.

De vez en cuando aparece un momento revolucionario que lo cambia todo. Uno es muy afortunado si puede trabajar en uno de estos en su carrera. Hay pocas oportunidades de hacer algo que realmente importante en nuestro trabajo, algo que cambie las cosas, que las mejore, algo que heredar para las siguientes generaciones. Esta oportunidad lo es por eso tenemos la obligación moral de liderar este camino, o sencillamente nos quedaremos en su cuneta.

…sigo